La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

Tras acabar la carrera de Magisterio Infantil y comenzar a trabajar en coles, fui dándome cuenta de que sentía limitaciones por todos lados para poder estar con lxs pekes desde donde yo necesitaba estar, poder dedicarle al menos un tiempito a cada unx de ellxs, y poder proponerles cositas adaptadas a sus necesidades. Por lo que decidí comenzar a buscar alternativas, dejé de trabajar en educación y pasé a ocio y tiempo libre, fui formándome en otras pedagogías, leyendo mucho sobre crianza respetuosa, hasta llegar a conocer Psicopraxis.

No entendía cómo podía ponerse mi vida patas arriba tan rápido, pero así fue, todos esos conocimientos de la carrera los comencé a apartar para poder integrar una crianza, educación y manera de estar respetuosa tanto con lxs pekes como conmigo misma.

En el segundo curso de Master en Psicomotricidad, haciendo una sesión de psico con mi grupo de chavales/as de 8 a 14 años, tuve un impacto con uno de ellos, rodilla con rodilla, que se convirtió en rotura de ligamento cruzado anterior… Ese fue el momento en el que mi vida cambió para siempre, y ya no hubo marcha atrás…

En esa baja laboral de unos tres-cuatro meses mi cabeza no paraba de crear y de reflexionar sobre que veía una necesidad grandísima de tiempo para jugar y afianzar un vínculo afectivo sano en las familias de hoy en día.

Iban pasando los días y mientras me iba recuperando siempre me decía: “poco a poco, poco a poco…”; hasta que… justo cuando me iban a dar el alta para volver a trabajar decidí dejar todo para dar comienzo a todo lo que había estado creando durante estos meses… y el 1 de octubre de 2012 comenzó Gutxinaka-gutxinaka.

Gutxinaka-gutxinaka, que en castellano significa poco a poco, es creado como un proyecto defensor del movimiento libre y juego espontáneo de los niñxs, en especial, y de personas de todas las edades en general, desde el respeto de sus ritmos, dejando así surgir la expresión de emociones, sentimientos y deseos.

Después de tres años de rodaje por diferentes espacios y centros de todo el País Vasco, en septiembre del 2016 da comienzo el Espacio familiar Gutxinaka-gutxinaka, un espacio de confianza y seguridad para familias, en el que poder experimentar, disfrutar y aprender juntxs a través de la libertad de expresión, movimiento y del respeto de los ritmos y deseos de lxs niñxs y de nosotrxs mismxs.